•  |
  •  |

Una joven de 25 años fue doblemente mancillada, porque después que un vecino la violó, su marido  la corrió  y le dijo  al violador: “Llevátela,  te la regalo”.

El hecho ocurrió en el kilómetro 33 de la Carretera a San Benito-Tipitapa, a eso de las 11 de la noche del domingo 16 del corriente mes, cuando la joven salió a buscar agua a una casa vecina, porque ella y su marido cuidan una finca en el sector.

“La muchacha llegó desnuda a la casa, buscando ayuda,  porque decía que tres hombres la habían violado, pero fue por miedo que dijo que eran tres, luego aclaró que había sido Yáder Guerrero, de 20 años, quien al parecer estaba ingiriendo licor con su marido, Freddy Canda, quien al darse cuenta de lo ocurrido la corrió de la finca, diciéndole que se fuera con el violador, porque ya no la quería, que buscara adónde irse, y por eso yo fui a poner la denuncia a la Policía, porque tengo mujer e hijas y no quiero que pasen lo mismo”, dijo el testigo.

Reconoce delito
“¿Cómo va a ser posible que este hombre le dé la calle a la pobre mujer, después de haber sufrido una violación de la que ella no tuvo culpa?”, dijo una vecina.

“Yo no quiero problemas aquí (en la finca),  porque yo cuido, no estoy en mi casa, yo le pregunté al hombre (Yáder Guerrero) si él había sido, para que dijera y se arreglaran a las buenas”, fue lo único que dijo Canda en el momento en que era detenido por la Policía, porque sabiendo que se había cometido un delito, guardó silencio.

Las autoridades del Distrito Ocho de Policía se hicieron presentes al lugar de los hechos para reunir evidencias, y  todavía hallaron la vestimenta de la joven mancillada y los zapatos del victimario, pero Guerrero no fue encontrado por ningún lugar, y ahora es buscado  para que enfrente juicio por violación.