•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |

En completo estado de descomposición y devorado por perros  fue hallado el cadáver de la trabajadora sexual  Ángela del Rosario Mendoza Rodríguez, de 34 años, quien habitaba en la segunda etapa del reparto “Carlos Fonseca”, de Chinandega.

El cuerpo no tenía manos ni una pierna y  el tejido muscular de la cara había desaparecido.  El cadáver fue hallado el domingo por un ciudadano en un predio montoso cerca de una lotificación en la carretera Chinandega-El Viejo, por lo que una patrulla de la Dirección de Auxilio Judicial se presentó al lugar para investigar.

Tres cuchilladas
La forense Silvia Villegas determinó que la mujer recibió tres cuchilladas en el costado izquierdo, abdomen y esternón.
La mujer tenía el sostén y el blúmer,  pero  a la orilla había una caja de preservativos y un frasco de pintura de uñas.

Una amiga de la infortunada aseguró que la víctima salió desde el jueves último de su vivienda,  porque tenía amoríos con un sujeto cabello largo de oficio triciclero, quien supuestamente la asesinó.

Juana Lucila Mendoza suponía que su hija estaba donde unas tías, pero se llevó tremenda sorpresa  cuando vio el cadáver, el cual fue sepultado la madrugada del lunes.

Un sospechoso
Cerca del cadáver fue hallada una billetera con documentación perteneciente a Omar Vicente Pérez Guevara, de 35 años, habitante de la finca El Deleite, jurisdicción del municipio de El Viejo, quien fue capturado para efectos de investigación.

El hombre afirmó que hace varios meses,  cerca de la antigua estación del ferrocarril en Chinandega,  un triciclero lo hirió en el abrazo y arrebató su billetera negra,  por lo que repuso la cédula de identidad.

Expresó que la última vez que visitó Chinandega fue el 27 de septiembre de 2011 para una consulta médica, por lo tanto desconoce las circunstancias en que murió la mujer.