•  |
  •  |

La Policía del Distrito Diez investiga las circunstancias en las que pereció Giovanni David Sánchez Rosales, de 18 años, quien fue encontrado sin vida en un predio ubicado en el kilómetro 14 y medio de la Carretera Nueva a León,  ayer por la tarde.

La información preliminar que brindaron  los agentes del orden indica que posiblemente la víctima haya muerto atropellada, pero los familiares que llegaron a identificar el cadáver creen que se trata de un homicidio.

La especialidad de Tránsito y la Dirección de Auxilio Judicial de Ciudad Sandino  investigan la muerte del muchacho.
“Están agentes de tránsito levantado evidencias, llevan el foco de un vehículo pequeño, el cuerpo tiene señas de que hubo arrastre, pero también el cuerpo tiene las vísceras de fuera, por eso vamos a esperar que el Instituto de Medicina Legal realice la autopsia, para estar seguros si hubo mano criminal o fue un accidente de tránsito”, explicó uno de los oficiales.

“Salió con Jaime y no regresó”

Doña Melva Narcisa Prado, abuela del infortunado,  explicó que Jaime Escalante Osorio llegó hasta su vivienda ubicada en el barrio El Chorizo, en el costado oeste del aeropuerto Los Brasiles,  para invitar a Sánchez Rosales a tomar licor.

“Como a las 3:00 de la tarde—del lunes-- se lo llevó, a las 8:00 de la noche le pregunté y me dijo que hubo un pleito y cada quien corrió para salvarse, pero a mí no me convence esa versión, por eso pido a la Policía que lo investiguen”, detalló Prado.

En un fugaz operativo,  oficiales de Ciudad Sandino detuvieron a Escalante Osorio, de 30 años, quien dice que no tiene nada que ver en la muerte de Sánchez Rosales, aunque sí salió a tomar licor con la víctima,  pero después no supo nada de él.

“Que me investigue la Policía, yo no tengo nada que ver, él se fue primero, yo no sé lo que pudo ocurrirle”, dijo Escalante.

Mientras el cuerpo de Sánchez Rosales yacía en una pequeña canaleta con agua a un lado de la carretera, su mamá,  Claudia Rosales, denunciaba en la Delegación Diez su desaparición, pero  un familiar le dio la terrible noticia.