•  |
  •  |

Una joven de 19 años fue “arrastrada” del cabello  por la dueña de un negocio, luego de sorprenderla “chapeando” el vehículo de uno de sus clientes,  a quien le sustrajeron una computadora portátil.

Doña Sobeyda Galo Espinoza, de 40 años,  propietaria de una venta de leche agria en Linda Vista,  observó que  Martha María Maltés Mora, de 19 años, junto a dos sujetos más estacionaron  el vehículo en que viajaban cerca del carro de su cliente,  José Daniel Hurtado, de 45 años, y en “un abrir y cerrar de ojo” miró que se le llevaban  la computadora.

“Cuando miré que la mujer llevaba la computadora, lo que hice fue agarrarla del pelo, para evitar que se subiera en el vehículo y como los tipos se dieron a la fuga,  ella fue  arrastrada, pero no se logró recuperar la computadora”, señaló en su declaración Galo Espinoza.

“Soy adolescente y no tengo nada que ver”
Maltés Mora quedó con los  brazos y las rodillas raspadas, su vestimenta daba la impresión de que habían “barrido” la calle con ella. Ahora está detenida en el Distrito Dos de Policía  por robo con fuerza.

Sin embargo,  la joven dijo que los raspones  se debían a que había sido víctima de robo con intimidación por parte de unos sujetos que la “arrastraron” para despojarla de su celular,  y negó la versión que dio la testigo y el denunciante.

“Nada tengo que ver en ese robo, soy adolescente y no me pueden tener aquí (en la cárcel), tengo una niña de siete meses, no puedo andar robando. Yo venía de un laboratorio cuando unos sujetos me agarraron para robarme el celular”, manifestó Maltés Mora.