•  |
  •  |

La fiscal auxiliar Grethel Fernández fustigó a la jueza suplente Séptimo Distrito Penal de Juicio de la capital, Aracely Rubí, luego que emitió un fallo de no culpabilidad a favor de Carlos López Urbina y de su hermana,  Karla Patricia Orozco, alias “La Gata”, acusados de robar en la parroquia San Agustín, la madrugada del pasado 14 de junio.

“El fallo de la jueza suplente es una burla a la calidad de la  prueba que se presentó en juicio, donde se demostró que los acusados participaron en el robo”, afirmó la  representante del Ministerio Público, quien señaló que los señalados fueron reconocidos directamente por los afectados.

Fernández afirmó que la jueza suplente  por su poca experiencia se dejó manipular por  el secretario de actuaciones, con quien la jueza se fue cuando tenía que emitir fallo.

La  jueza Rubí reaccionó molesta ante los señalamientos de la fiscal Fernández, calificando los mismos como “atrevidos”, además, explicó que si se fue con el secretario es porque este está para asistirla y escribir la resolución, no para asesorarla.

“Si no fueron suficientes las pruebas aportadas en juicio, la responsabilidad es de ella --de la fiscal auxiliar--, no es mía, porque yo no le voy a hacer su trabajo”, ripostó la judicial sin esconder su enojo.

La encargada de impartir justicia señaló que la víctima, monseñor Benito Pitito Abella,  aseguró que no vio el rostro de los delincuentes, porque iban encapuchados, sin embargo, reconoció que “La Gata” sí fue identificada por el vigilante de la iglesia.