•   RIVAS  |
  •  |
  •  |

Un suboficial de la Policía Nacional que estaba asignado a la unidad de San Juan del Sur, falleció producto de varios impactos de bala que hubo dentro de la finca Monte Verde,  localizada en la comunidad de El Garabato,  municipio de Tola.

El caso es todo un misterio rodeado de varias hipótesis e interrogantes, porque hasta la hora del cierre de la presente edición, la jefatura policial de Rivas no mostraba interés en dar declaraciones a los medios de comunicación, para informar oficialmente lo que ocurrió dentro de la finca, propiedad del norteamericano Charlie, como lo identifican los lugareños.

El hecho sangriento ocurrió entre las cuatro y las cinco de la tarde del lunes,  y la víctima del tiroteo fue el suboficial Norlan Obando Largaespada, de 29 años, quien habitaba en el barrio Las Piedras de la ciudad de Rivas.

Curiosamente, la Policía se opuso en un inicio a que sus familiares retiraran el cuerpo de la morgue, según confirmó doña María Elena Largaespada, madre del hoy occiso.

Los lugareños señalaron bajo condición de anonimato, que el policía llegó a la propiedad del extranjero a bordo de una moto en compañía de Concepción Alexander Pérez Ponce, de 27 años, con quien ingresó a pedir un vaso de agua a la esposa del norteamericano. Posteriormente, el agente  refirió que  buscaban droga.

Desarmados y baleados
Segundos después, el norteamericano apareció de la nada y sorprendió a Pérez Ponce, forcejeó con él, lo desarmó,  y con la misma pistola le hizo un disparo en el estómago.

Pérez Ponce fue remitido de emergencia al hospital de Rivas, y permanece en una unidad de cuidados  intensivos bajo estricta vigilancia policial.

Según una fuente policial,  después que el gringo le disparó a Pérez Ponce,  accionó mortalmente el arma dos veces contra Obando Largaespada.

Desde esa misma noche, el NUEVO DIARIO buscó la versión de la Policía de Rivas, pero los intentos siguen siendo inútiles, y según nuestro informante, existen órdenes de que nadie dé declaraciones del caso, y eviten ir a la vela del suboficial.

Esto fue confirmado por la madre del occiso, quien dijo que esa era la decisión de la jefa de la Policía de Rivas, comisionada Dora Galeano.