•   BLUEFIELDS  |
  •  |
  •  |

La joven madre Flor Esmelda Sequeira Rojas,  de 26 años,  fue asesinada por su excompañero de vida,  Esteban Medina,  de 36 años, hecho ocurrido en la comarca San Antonio, jurisdicción del municipio La Cruz del Río Grande, en la Región Autónoma Atlántico Sur, RAAS.

El subcomisionado Rolando Coulson, jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional,  dijo que los hechos ocurrieron el 18 de octubre,  cuando el asesino llegó a la vivienda de Sequeira a suplicarle que regresaran,  ya que la víctima se había separado de él porque la maltrataba.

Sin embargo, como la dama le dijo que no,  el hombre le asestó varios machetazos en el cuerpo, y aunque fue trasladada con vida al centro de salud de San Pedro del Norte (Paiwas), falleció en el camino.

Anita Johnson, de la Secretaría de la Mujer del Consejo Regional,  dijo que se debe poner un alto a la violencia a las mujeres, “no podemos seguir permitiendo este tipo de atrocidades, hago un llamado a los pastores y líderes de la palabra en las iglesias,  en las comunidades, para  que den alojamiento y seguridad a las mujeres y sus hijos que son amenazadas por sus cónyuges”.

Afirmó que agilizan  trámites para construir en Bluefields una casa para las mujeres que viven en comunidades rurales y sufren  violencia.

En 2009,  en el municipio El Tortuguero, Anastasio Trinidad Torres Zeledón fue denunciado por violación en perjuicio de su hijastra de 13 años, pero la justicia consideró al violador un enfermo, lo que él aprovechó para matarla.

“Muchas mujeres no están dispuestas a romper el silencio,  porque los asesinos quedan impunes o huyen de las autoridades, especialmente las mujeres de las comunidades que necesitan recursos y testigos para viajar a Bluefields”, dijo la concejal.