•   DIARIO EXTRA / COSTA RICA  |
  •  |
  •  |

Los agentes de la Sección de Homicidios del Organismo de Investigación Judicial, OIJ,   capturaron al segundo sospechoso de participar en el crimen de Dayana Mora Romero, de 20 años, a quien hallaron desnuda y sin vida en una vivienda deshabitada en Tranquerillas de Aserrí, el domingo.

Se trata de un hombre de apellido Serrano Concepción,  de 18 años de edad, conocido como “El Pana”,  y quien es concuño de la ahora fallecida.
El primer sospechoso del crimen que cayó fue un nicaragüense de apellido Ruiz Rivera, quien se escondía en un cafetal y tenía en sus manos el brasier de la víctima y una pacha de guaro.

En la edición del lunes, Extra informó que el joven tenía antecedentes por violación y el OIJ confirmó que sí se le había investigado por ese delito. Ayer le decretaron seis meses de prisión por el crimen.

La víctima, una joven madre de un niño de 2 años de edad, al que mantenía limpiando casas, fue hallada con golpes en la cara y signos de haber sido estrangulada, además se presume que fue violada por los elementos que se encontraron en la escena.

El cómplice
La Policía investiga si Serrano fue partícipe de la tortura de la que fue víctima la muchacha, pero en primera instancia se le detiene por presuntamente ser cómplice del nicaragüense.

Una fuente allegada al caso confirmó que lo habría ayudado a escapar en motocicleta y lo llevó hasta el cafetal donde lo hallaron y vapulearon los vecinos y familiares de la víctima antes que la Policía le capturara.

“La hermana de ese muchacho es mi nuera, nunca pensé que se aliara con ese desgraciado para hacerle daño a mi hija”, dijo Etelgive Romero, madre de la veinteañera asesinada.

La Fiscalía solicitó seis meses de prisión preventiva en una audiencia oral que se llevó a cabo ayer. La familia veló a la jovencita en su vivienda y fue  sepultada en la iglesia de San Gabriel de Aserrí.

Celular a cambio de su cuerpo
Una indígena que vive muy cerca del lugar donde encontraron escondido al sospechoso de violar y asesinar a Dayana Mora,  aseguró ser víctima de las garras del monstruo violador.

Marelyn Palacios comentó que pudo escapar del depredador sexual a pura fuerza y tras correr.

“Llegó con (un) teléfono rosado (--se presume que era el de la joven fallecida--) y me dijo que le diera 5 mil colones, como yo no lo quise me ofreció dármelo si yo me acostaba con él,  pero le dije que no. Después me empezó a tocar y besar, a mí también me quiso violar,  pero no me dejé”, mencionó la víctima. La mujer aseguró que hace pocas semanas también le ofrecía bienes a cambio tener relaciones con ella.

“Me pidió que lo matara porque tenía problemas”
El esposo de Merlyn Palacios  comentó que minutos antes de que detuvieran al nicaragüense de apellido Ruiz, él se lo encontró de frente.

Sin saber lo que había pasado con la muchacha de Tranquerillas y lo que el extranjero le quiso hacer a su doña, Alejandro Jiménez lo escuchó y se quedó paralizado por la petición que le hizo.

“Me pidió que lo matara porque tenía problemas, dijo: “Quiero morirme, si usted quiere matarme hágalo ya y con lo que sea”, recordó Jiménez.