•  |
  •  |

La desgracia llegó a la familia de Juan Miguel Cano, de 30 años, quien murió después de haber tenido  un accidente de tránsito ayer al mediodía.
Cano fue trasladado al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, pero se rindió a la muerte debido a las lesiones.
Según las declaraciones de  Ramón Selva, de 37 años, él y la víctima  salieron de su centro de labores en la Tropigas y en la Cuesta del Plomo esperaban el bus que los llevaría hasta el municipio de Ciudad Sandino, donde Cano vivía,  cuando el conductor de una camioneta se los pasó llevando.
“Yo tuve tiempo de reaccionar, pero él lamentablemente no”, explicó consternado Selva.
El conductor de la Hilux, blanca, placas M 058-218, que atropelló a los obreros,  fue identificado como Félix Acosta, de 44 años, quien  está detenido en el Distrito Diez de la Policía.
Un instructor de la Dirección de Tránsito realizó el croquis del accidente, pero Acosta se adelantó explicando  que perdió el control de vehículo y fue lo que ocasionó la tragedia.
Por su parte Francis Orozco Martínez llegó al distrito policial a pedir que investiguen el caso para que la muerte de su esposo no quede impune.

¿Para dónde iba la abuela?
Juan Miguel Cano deja en la orfandad dos hijos de doce y seis años.
La segunda muerte por accidente ocurrida en las últimas horas fue la de doña María López Cano, de 78 años, quien murió el viernes último,  luego de ser atropellada.
El accidente se registró a las 5:00 de la tarde, de la Rotonda “Cristo Rey” 50 metros al oeste, exactamente frente al supermercado La Colonia.
El conductor del carro que atropelló a la octogenaria fue identificado como Cristian Agustín Suárez, de 27 años, quien circulaba de oeste a este, en el Nissan placas M 006-096.  
El nieto de doña María,  Alberto Salazar, de 18 años, resultó herido en el pie izquierdo, en el mismo incidente, pero a él le pasó la llanta de un bus que cubre la ruta 110, conducido por Manuel Salvador Guevara, de 31 años. El Distrito Uno de la Policía investiga el accidente que dejó dos víctimas.