•  |
  •  |

Nadie sabe quién o quiénes fueron los sujetos que le dejaron caer un adoquín en la cabeza a un indigente, lo que le provocó la muerte minutos después.

El hecho ocurrió el sábado cinco de noviembre a eso de las 11:30 de la noche, del puente del Zúmen, media cuadra al sur, frente a la casa de la señora Cándida Palma Reyes, quien  avisó a la Policía que un sujeto ensangrentado estaba tirado en el suelo.

Aunque al lugar se hicieron presentes paramédicos de Cruz Roja que trasladaron al herido al hospital “Antonio Lenín Fonseca”, nada  pudieron hacer, porque el trauma craneoencefálico que le provocaron era irreversible.

La Policía desconoce la identidad del indigente, por lo que el cuerpo continúa guardado en las gavetas de la morgue del Instituto de Medicina Legal.

Los investigadores del Distrito Tres de Policía manifestaron que la víctima  tenía una edad aproximada a los 55 años.

“Patita” en coma
En el mismo distrito Tres de Policía les reportaron a través de la línea del 118 el caso de un sujeto apodado “Patita”, quien fue encontrado en la vía pública desangrándose.

Se desconoce la identidad del herido, que estaba tirado de donde fue Telcor,  en el barrio San Judas, tres cuadras al oeste.

“Unos ciudadanos lo encontraron quejándose, lo conocen  como “Patita”,  presentaba heridas contusas en la cabeza, fue remitido al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, y su estado de salud es grave”, dijo la oficial de turno de la tercera sección policial.

Según valoración del médico Milton Castro, “Patita” está en coma en Sala de Cuidados Intensivos.