•  |
  •  |

El asalto a un camión que distribuye llantas y repuestos para motocicletas  desencadenó una persecución y un tiroteo entre policías y sospechosos, de película, que culminó ayer al mediodía con la detención de dos hombres.

El hecho se registró en las inmediaciones del Hospital “Alemán Nicaragüense”, cuando Elvis Ampié Sandoval, de 26 años, conducía el camión Dyna blanco placa M 073997, en el que también viajaban una clienta y Francisco Medrano, quien llevaba 20 mil dólares en un bolso, el que le fue arrebatado por uno de los asaltantes.

“El vehículo en el que iban cuatro sujetos,  --todos encapuchados--, me interceptó el paso y dos de ellos bajan, uno se dirige hacia mí, me coloca la pistola en el pecho y me exigen que le entregue las llaves del camión. El otro sujeto se va adonde mi compañero y le arranca el bolso donde lleva el dinero, después del robo los perseguimos,  pero ellos empiezan a dispararnos y al perderse de vista, fuimos a interponer la denuncia al Distrito VI de Policía”, manifestó aún nervioso Ampié Sandoval.

No corrieron largo
En la huida los sujetos que se movilizaban en un Nissan dorado placa M 103868, colisionan con un vehículo y luego se pasan llevando a un agente de tránsito motorizado, quien los siguió y dio la voz de alarma a los demás uniformados.

Según los agentes policiales,  la primera balacera inició en el sector del Dancing,  y la segunda en los alredores de la Rotonda La Virgen, para culminar de los semáforos del Colonial dos cuadras al norte y dos al oeste, donde capturaron a Francisco Javier Cárcamo.

“Yo no sé por qué me están deteniendo, yo estaba parando un taxi,  porque iba a mi trabajo, un taller de mecánica en Monseñor Lezcano, nada tengo que ver en esto”, aseguró Cárcamo, pero los testigos dicen que él era el conductor del Nissan dorado, además ya ha estado detenido por robo.

El otro detenido es Levy José Mayorga Villalta, de 25 años, a quien la Policía sacó de la casa  donde quedó estacionado el vehículo en el que huían los asaltantes. Los vecinos del barrio Costa Rica aseguraron que ahí  guardaban el automóvil.


Dinero se hizo “humo”
“Yo no sé por qué me vinculan, yo venía a dejarle comida a mis padres, unos ancianos que  me mantienen con su pensión”, señaló Mayorga Villalta, quien no supo responder a quién pertenece la motocicleta génesis gris placa 17649 que estaba estacionada en su casa.

Según los vecinos de la zona, los demás sujetos que participaron en el atraco se iban tirando del vehículo en marcha al ver que los agentes del orden los iban “acorralando”. Al terminar la persecución,  la Policía encontró el bolso robado, pero sin el dinero, por lo que las autoridades continúan investigando.