•  |
  •  |

Esconde el cadáver de su marido, para que resucite
“Volveré”, le dijo Lucio Yacue a su esposa Alba antes de morir. Y tan al pie de la letra tomó la mujer la declaración de su marido, que cuando a los 61 años el hombre falleció por causas desconocidas, la señora escondió el cadáver en su casa con la esperanza de que su amado regrese del más allá.
Las autoridades locales empezaron a sospechar cuando escucharon los reclamos de los vecinos que se preguntaban dónde estaría el Sr. Yacue luego de varios días sin verlo. Cuando la policía arribó a la casa, encontraron el cadáver de Lucio en la habitación principal, envuelto en una sábana. “Estaba en un estado de descomposición avanzado”, describió un oficial, “y emanaba un olor nauseabundo extremadamente fuerte”.
La casa funeraria del lugar declaró que la Sra. Yacue llevó el cuerpo de su difunto marido un par de veces para pedir que “arreglen” el cadáver para, supuestamente, volver a enterrarlo en el jardín de su casa. Evidentemente, la señora tenía otros planes, y para esperar el retorno de su esposo del mundo de los muertos, lo conservaba en su misma habitación. No sea cosa que el caballero decida volver y ella no esté lo suficientemente cerca.

Inventan el primer Whisky sin alcohol

Una compañía norteamericana anunció que comercializará un whisky sin alcohol del mismo sabor que la clásica bebida de alta graduación alcohólica, informa Noticias Locas.com.
Si usted ya se preguntaba qué sentido tenía la cerveza sin alcohol, probablemente tampoco se lo encuentre a este nuevo invento de la firma ArKay. Lanzada con el lema “Si conduce, no beba... a menos que tome ArKay”, esta revolucionaria bebida tiene 0% de alcohol y, según sus creadores, exactamente el mismo gusto que el whiskey tradicional.
“La diseñamos pensando en quien tiene que rechazar un vaso de esta deliciosa bebida porque es el conductor designado en las reuniones, o en quienes no beben por temor a pasarse y terminar desmayados y con resaca”, explicaron los voceros de ArKay.
El whiskey sin alcohol, que se venderá en Estados Unidos a partir de diciembre a un precio de 10 dólares la botella de 1 litro, está certificado por el Consejo Islámico de Comidas y Nutrición, por cual los musulmanes también podrán disfrutarlo. ¡Salud!

Pintores subacuáticos
La pintura es un arte que generalmente requiere paciencia, tiempo y comodidad, tres cosas que los artistas ucranianos de la Escuela de Pintura Subacuática no disponen porque sino estarían arriesgando sus vidas.
Este grupo inusual de pintores, todos buzos certificados, trabajan en profundidades que van de los 2 a los 20 metros para realizar aclamadas obras de arte allí, abajo del agua. Y deben concluirlas en menos de los 40 minutos, el tiempo que dura el oxígeno de sus tanques.
Los buzos-pintores dicen que pintar en las profundidades es igual que hacerlo en la superficie. Simplemente colocan un adhesivo especial a sus lienzos y luego es sólo elegir bien los tonos, ya que cuando más profundo pinten, más se distorsionan los colores. Algunas de las pinturas se exhiben en un castillo en Yalta, Ucrania.

Arrestan a hombre por entrar a casa ajena a ver TV
Jason Leon Bastrom, de 32 años, fue arrestado por violar la propiedad privada y entrar a una casa que no era la suya sin consentimiento de los dueños, para solamente sentarse a ver la TV y tocar unas melodías en el piano.
La atemorizada propietaria de la casa, Jamie McGowan, dijo que escuchó a alguien tocar el piano en la sala,  se asustó,  llamó a su cuñado y al 911.
Cuando su familiar llegó, enfrentaron al intruso, quien se encontraba muy cómodamente en un sillón viendo la televisión y le dieron un golpe en la cabeza “por las dudas de que estuviera armado y sea peligroso”, declararon Jamie y su cuñado.

Cuando la Policía arribó al hogar, el intruso fue detenido y llevado a un hospital para curarle le herida en la cabeza. Se cree que Bastrom estaba drogado, ebrio o es discapacitado mental. A pesar de que aparentemente el hombre no quería robarse nada, se han levantado cargos contra él. “La puerta estaba abierta y el felpudo decía ‘Bienvenido’, así que simplemente entré”, se excusó Bastrom.