•  |
  •  |

“La Princesa y El Sapo” lo inculpa
Ernesto García
Catorce años de prisión solicitó la Fiscalía para Pablo Antonio Mejía, de 47 años, quien fue declarado mediante un juicio técnico, culpable de violar a una menor de 13. Su defensa pidió la pena mínima de 12 años.

Mejía era pastor de una iglesia evangélica, y una de las pruebas contundente que aportó la Fiscalía contra él, fue el diario de la víctima  titulado “La Princesa y El Sapo”, donde la pequeña narraba cómo fue seducida por el religioso, y las veces que tuvo relaciones sexuales con él.

La fiscal auxiliar, María de los Ángeles Mendoza, durante la audiencia de debate de pena, señaló como agravante el hecho de que Mejía gozaba de la confianza de la menor y de su familia.

Jurado “funde” a un “Galán”
Pocos minutos le tomó a un tribunal de jurado declarar culpable a Kevin Daniel Mendoza, uno de los tres implicados en la muerte de Gabriel Antonio Miranda Vallejos.

La fiscal auxiliar, Martha Carolina Cruz, pidió al juez Cuarto Distrito Penal de Juicio de la capital, Jaime Alfonso Solís, la pena máxima de 15 años de prisión para Miranda, mientras el abogado defensor, Marlon Aburto solicitó la mínima de 10 años.

El homicida, también conocido como Kevin Alexander Mendoza, la noche del pasado 12 mayo en compañía de otros dos sujetos integrantes de la pandilla “Los Galanes” del barrio Bello Amanecer, de Ciudad Sandino, mató a machetazos a Miranda, quien también fue herido por parte de sus acompañantes.

Cachiporrazo por un beso
Un silencio sepulcral fue interrumpido en los juzgados de Nejapa por los gritos de Lilliam Altamirano, quien  reclamó en voz alta a un custodio del Sistema Penitenciario Nacional, SPN, por qué golpeó con la cachiporra a su marido, Carlos Alfonso López González cuando intentaba besarla.

El incidente se produjo cuando el reo salía del Juzgado Quinto Distrito Penal de Juicio donde enfrenta cargos por robo agravado.

“Desde que estaba en la sala de juicio, el guardia me golpeó con el codo cuando intenté acercarme a mi marido, y ahora que él le reclama porque me empujó, le dio con la cachiporra en la cara”, expresó Altamirano, a quien el personal de seguridad del complejo judicial convidó a que abandonara el local porque estaba “exaltada”.

“El Gato” casi mata por una “pacha”
El juez Jaime Alfonso Solís deberá decidir sobre la culpabilidad o no culpabilidad de Jimmy José Suárez Castillo, alias “El Gato”, acusado de las lesiones gravísimas contra Amílcar Morales Mercado, a quien le dejó expuesta las vísceras.

La salvaje agresión se produjo la noche del pasado 29 de enero, cerca de la rotonda Cristo Rey, cuando la víctima se negó a darle una botella de ron a “El Gato”, refiere la acusación del Ministerio Público.

La estocada que puso en riesgo la vida de Morales Mercado le lesionó el colon, y también le quedaron dentro de la cavidad abdominal, trozos de la hoja de acero del puñal, relató la víctima, quien mantiene una bolsa de colostomía y será nuevamente operado la próxima semana.