•  |
  •  |

“Yo no tengo nada que ver en ese robo, yo trabajo cuidando a mi niña de un año, porque mi compañera de vida vende productos variados en las zonas de Rosita, Bonanza, Puerto Cabeza y otros”, fue lo que respondió Jorge Campos Núñez, de 36 años, quien es señalado de haber planeado el robo en la fábrica Ircasa, propiedad de un guatemalteco.

Campos fue señalado  por Santos Lacayo Ruiz, de 23 años, trabajador de la empresa Ircasa,  que había sido detenido por las autoridades del Distrito Diez de Policía cuando este aparentemente intentó borrar un mensaje de texto que lo vinculaba al robo, pero él fue liberado, porque la Policía  considera que es un  testigo y no autor.

Campos Núñez fue detenido en su casa de habitación,  ubicada en los alrededores de Clínica Don Bosco,  en Managua, con orden de allanamiento y captura,  porque según las autoridades policiales,  él fue quien planeó el atraco en la fabrica Ircasa.

Falta el tercero
Lacayo Ruiz “cantó” ante las autoridades policiales que un hermano suyo es la tercera persona que participó en el atraco la noche del sábado 12 de noviembre, día en que ingresaron a la fábrica cubiertos con pasamontañas y armados con revólveres, para intimidar a los dos vigilantes,  a quienes dejaron atados de pie y manos.

La pérdida fue de 62 marquetas de queso valoradas en mil 500 córdobas cada una, para un valor total de 93 mil córdobas. El monto hubiese sido mayor porque los antisociales dejaron listas 28  marquetas, las que presuntamente iban a ir a buscar más tarde, porque un mensaje de texto recibido por Lacayo decía: “Vamos a hacer el “pegue” más tarde”.