•  |
  •  |

Al parecer una decepción amorosa o una discusión de pareja impulsó a  Henry José Moncada Medina, de 20 años, --quien además andaba ebrio--, a subirse a la verja de un porche y tratar de hacer una conexión eléctrica.

“No sabemos si por la borrachera  le dio por tocar el alambre de tendido eléctrico o por otra cosa, porque aquí el servicio de energía está bien, no sabemos qué fue lo que pasó realmente, solo teníamos conocimiento de que tenía tres días de andar tomando,  porque había discutido con la mujer”, refirió Martha Regina López, de 34 años, tía del muchacho.

Según los familiares de la víctima, este empezó a ingerir licor con varios amigos del barrio “San Luis”, ubicado en el kilómetro 45 de la Carretera Tipitapa-Masaya, pero todos se retiraron a eso de la una de la madrugada de ayer, “hasta en la mañana que nos levantamos miramos un bulto en la entrada,  y cuando fuimos a ver,  ya estaba morado y rígido”, recuerda López.

“Ahora (ayer) solo se escuchaban rumores de los muchachos que estuvieron ingiriendo licor con él, dicen que parece que la mujer no lo dejaba ver a  la niña de nueve meses que tienen, ella vivía en San Benito con su nueva pareja”, manifestó Ivania Delgadillo, de 55 años, madrina de Moncada Medina.

Aunque las autoridades del Distrito Ocho de Policía se hicieron presentes al lugar de los hechos, los familiares no interpusieron denuncia ni dejaron que el cuerpo fuese trasladado al Instituto de Medicina Legal, porque están conscientes de que todo fue producto de la embriaguez.

Los restos de Moncada Medina descasarán en el cementero de Los Sopranos, ubicado a pocos metros de donde fue encontrado el cuerpo.