•  |
  •  |

La agente policial  Patricia Martínez recibió  un golpe en  la cara con un tubo de hierro,  cuando  trataba de separar a dos mujeres, en medio de una trifulca entre dos familias en Villa Don Bosco.
Después del incidente, las autoridades  detuvieron a Denis Grabiel Lumbí, a Heydi de los Ángeles  Lumbí, y a  José Lumbí Zeledón.
El arresto ocurrió de la   iglesia Don Bosco, dos cuadras al norte, a las 10:30 de la noche del sábado.
Todo empezó con un  simple juego de niños, en el que un pequeño lanzó a otro al suelo,  porque no lo dejaba jugar con la bicicleta.
El pequeño se puso a llorar, entonces la madre,  Heydi de los Ángeles Lumbí, de 28  años, lo recogió  del  suelo y regañó al otro menor. En ese momento apareció la madre del niño regañado, solo identificada como Griselda, quien comenzó a agredir físicamente a la primera.
En la pelea entró hasta una abuela, por lo que los vecinos del lugar llamaron a la Policía del Distrito Cinco, pero esto solo empeoró la situación, porque la oficial de policía que intervino recibió un tubazo.
Los detenidos aseguran que la Policía actuó con preferencia para con la otra familia, porque ellos fueron los agredidos, no los agresores.  
Inconformidad
entre vecinos
Por otro lado, la adolescente Stefanny Martínez resultó con el ojo derecho inflamado por el piquete de una abeja de un panal que estaba en el muro que divide su casa con la de su vecina,  en el barrio “Bertha Díaz”.
Martínez relató que inmediatamente después del piquete no sintió nada, sino que fue hasta la madrugada del sábado que sintió dolor, y tuvo que tomar un analgésico.
El domingo por la mañana, Martínez llamó a los miembros de la Dirección General de Bomberos para exterminar el panal.
Inicialmente la vecina de Martínez se negó a colaborar con los bomberos, por lo que la afectada llamó a la Policía, pero luego aceptó, y los miembros de la DGB rociaron el panal con agua, detergente, kerosén y diesel.