•  |
  •  |

Como “regalo navideño” adelantado, la jueza Segundo Distrito Penal de Juicio de la capital, Adela Cardoza, “repartió” sentencias a los tres acusados de participar en el robo y posterior venta de la camioneta robada al asesinado sacerdote Marlon Ernesto Pupiro.

A Jason Obando Rocha  le impuso 18 meses de prisión y 150 días multas, equivalentes al salario mínimo del sector industrial, por receptación de objetos robados,  y tres años más por tráfico de vehículos robados.

A Mario Cajina Vallejos, la jueza Cardoza le impuso cuatro años de prisión por tráfico de vehículos robados, y dos más por receptación de objetos robados, además de 200 días multas.

A René Enrique Martínez, alias “Changuelo”, la judicial lo sancionó con cinco años de cárcel por tráfico de vehículos robados, y dos más por receptación de objetos robados y 200 días multas.

Yazker Torres Blandón fue condenado a 30 años de prisión por el asesinato del religioso, cuya camioneta luego fue desmantelada y vendida en piezas por los reos antes mencionados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus