•  |
  •  |

La bolsa de aire de la camioneta Mitsubishi,  roja doble cabina,  placa M 167250, es lo que probablemente le salvó la vida a Orquídea Medal Avendaño, de 32 años, quien conducía el  vehículo al que se le ponchó una llanta, lo que provocó que se volcara.

El accidente ocurrió en el kilómetro 48 ½ de la  Carretera Panamericana Norte. Según los lugareños, Medal Avendaño venía distraída hablando por el celular.

“La muchacha venía a alta velocidad, como a 120 ó 130 kilómetros por hora, porque desde lejos se escuchaba el ruido de que venía arriada, pero como ella iba hablando por el celular, no pudo controlar el vehículo cuando se le explotó la llanta”, dijo Víctor Cajina, de 22 años, quien estaba sentado a la orilla de la carretera,  almorzando, tras  pintar una escuela de la zona.

No quiso avisar
La joven fue socorrida por unos agentes de tránsito del Distrito Ocho de Policía que estaban a escasos kilómetros de donde ocurrió  el accidente,  y la trasladaron al Hospitalito “Yolanda Mayorga”, de Tipitapa, porque presentaba trauma cerrado de tórax y politraumatismo en el cuerpo.

Según los testigos, la joven no quiso avisarle  a ninguno de sus familiares de lo ocurrido, y en el  momento que era llevada al centro hospitalario estaba más preocupada por el celular que por su salud,  porque habría dicho: “ahí está el celular…en mi cartera y si no aparece es porque los policías lo agarraron”, comentario que molestó a los uniformados, quienes la socorrieron.