•  |
  •  |

La propietaria de una vivienda sospecha que en el robo de sus joyas valoradas en 12 mil dólares existe “gato casero”.

La denuncia por hurto agravado la interpuso Norma Medina Sandino, de 56 años, en el Distrito V de Policía, donde manifestó que sospechaba de las compras excesivas que hacía su empleada doméstica, quien hasta tenía planeado pasar Navidad y Año nuevo en el país vecino, Costa Rica.

De shopping
“Tengo dos empleadas domésticas, pero sospecho de Rosa Mejía, quien tenía acceso a mi cuarto y a mi clóset. Me enteré que no estaban mis joyas hasta hoy (ayer) que iba a utilizar una pulsera y  sólo la alajera vacía me dejaron. Me llamaron mucho la atención los gastos que ha hecho esta muchacha,  hasta su sobrina compró cinco celulares al mismo tiempo,  han andado en restaurantes y de compras en diferentes lugares”, manifestó la afectada en su denuncia.

Medina Sandino dejó plasmada en su denuncia que sospecha que Mejía pudo aliarse con su antiguo conductor, con quien la empleada tenía amistad. El hombre fue despedido por el autorobo de la motocicleta que tenía asignada, pero esa vez no fue denunciado.

Por este hurto agravado no hay detenidos todavía, pero las autoridades del Distrito V de Policía investigan el caso y le siguen de cerca los pasos a Mejía.