•   Diario Extra, Costa Rica  |
  •  |
  •  |

El pequeño Alexis Martínez Castro, de 8 años, perdió la vida el viernes a eso de las 5:30 de la tarde, luego de ser atropellado por el conductor de la camioneta Toyota Hilux blanca, de apellido Zumbado.

El accidente se registró frente al Parque de San Pedro de Poás, cuando el menor repentinamente se soltó de la mano de su padre, porque quería regresarse a la otra acera donde quedó su madre.

La Cruz Roja inmediatamente acudió a la escena del accidente y lo trasladó al Hospital de Alajuela con la esperanza de poder salvarle la vida, pero sus esfuerzos fueron en vano, pues dio el último respiro frente a la Iglesia de Quebradas de Tambor.

De acuerdo con el cruzrojista Wilson Campos, la camioneta golpeó al niño con la llanta derecha. “Cuando nosotros lo trasladamos iba con un paro respiratorio y presentaba golpes y traumas en diferentes partes del cuerpo por lo que no pudimos hacer nada por él”, manifestó.

Conductor en estado de shock
Según el oficial Óscar Vega, “a Zumbado se le practicó prueba de alcoholemia, pero dio negativo, por lo que fue puesto en libertad, ya que se tramitó como un accidente”.

Algunos testigos del incidente indicaron que el conductor se encontraba en estado de shock después de lo ocurrido, por lo que permaneció en el auto mientras era interrogado por la Policía de Tránsito.

La familia nicaragüense realizaban algunas diligencias, luego de sacar plata en el cajero del Banco Nacional, minutos antes de que ocurriera la tragedia.

El tío del pequeño, Juanerge Martínez, dijo que el menor era el segundo de los tres hijos de la pareja. “era un niño muy inquieto y alegre, iba a la escuela y estaba esperando la Navidad con muchas ansias”, relató el familiar.

El menor vivía en Calle El Sitio y su cuerpo fue trasladado por los agentes del Organismo de Investigación Judicial a la Medicatura Forense para realizarle la respectiva autopsia.