•  |
  •  |

Pirómanos inescrupulosos iniciaron el fuego la mañana del sábado último, en este bosque de pinos, situado entre el pueblo de Dipilto y Ocotal, en una área sensible para la conservación de la subcuenca del río que abastece de agua potable a unos 40 mil habitantes de la cabecera departamental. Las columnas avanzaban hacia el sur y el norte (buscando el cerro La Coquimba), después de carbonizar la vegetación de unas dos hectáreas. Se supo que ninguna autoridad ha llegado al sitio a verificar el origen del siniestro.