•  |
  •  |

Juan Flores Ordóñez, de 40 años, llamó a los Bomberos porque en su negocio hubo un conato de incendio. Su miedo era que detonara una “bomba” y perdiera lo que con tanto trabajo y sacrificio tiene en su tienda “Variedades Flores-López”,  ubicada de Ropausame, 25 varas al sur, en el Mercado Oriental. Afortunadamente la oportuna presencia de la Dirección General de Bomberos y del Benemérito Cuerpo de Bomberos permitió que el suceso no pasara a más.