•  |
  •  |

Omar Zúniga, de 36 años, va a pasar la Navidad preso. A él lo señalan de cometer abusos deshonestos dentro de un bus de la ruta 113.

Para su mala suerte, la víctima es una oficial de Policía del Distrito Tres, a la que supuestamente manoseó de forma libidinosa. “No es cierto, el bus iba lleno, yo solo pasé y la rocé, pero no me he aprovechado de ella”, dijo el detenido.

Por otro lado, Ricardo Flores López, de 49 años, cadete del taxi Hyundai, gris, placa M 01920, denunció ante las autoridades policiales del Distrito Tres que fue víctima de un robo con intimidación por parte de dos sujetos, quienes le solicitaron el servicio, pero a la hora de cancelar el traslado, le sacaron un filoso cuchillo y un arma de fuego.

“Yo llevaba un pasajero, pero me salieron ellos dos (los detenidos) en el sector de El Zumen, y me pidieron que los llevara por “Los Quinchos”, les iba a cobrar 20 córdobas a cada uno, pero al momento de pagar me asaltaron y me despojaron de mil 800 córdobas que tenía en el pantalón y 200 córdobas que tenía en el cenicero en el carro”, dijo el afectado ante los agentes del orden.

Adicto, pero no ladrón

El hecho ocurrió la noche del 22 de diciembre, sin embargo, la víctima se armó de valor y decidió seguir a los asaltantes, quienes fueron capturados por los pobladores que los entregaron a la Policía.

Los detenidos son Nelson Mendoza Guadamuz, de 24 años, y Leonel Antonio Ibarra, de 28, quienes responderán por el delito de robo con intimidación.

“Yo iba caminando sobre la acera, porque iba a comprar ‘piedras’, cuando miré que un grupo venía corriendo, y pues yo también empecé a correr, hasta después me di cuenta que iban detrás de mí, porque dicen que robé, pero eso no es cierto”, dijo Mendoza Guadamuz. Por su parte, Ibarra dijo que lo habían confundido y por eso estaba detenido.