•  |
  •  |

PRENSA LIBRE/ COSTA RICA

El nicaragüense Milton Vivas Berroteran fue condenado por el Tribunal Penal de Heredia a 163 años de prisión, por cometer cinco delitos de violación, homicidio calificado y siete robos agravados.

De acuerdo con los informes judiciales, el sospechoso cometió los delitos entre el 17 y 22 de junio de 2010, en las cercanías de las paradas de autobuses sobre la autopista General Cañas.

En esos lugares, el violador interceptaba a sus víctimas y con un arma blanca las amenazaba y las obligaba a ingresar a predios solitarios en donde las ultrajaba.

 

Violador en serie

Sin embargo, el 20 de junio de 2010, al extranjero se le fue la mano, pues a una de sus víctimas, identificada como Cindy Patricia Esquivel Zúñiga  la mató después de violarla.

A ella la interceptó en las cercanías del Conservatorio de  Castella en Lagunilla en Heredia, cuando se dirigía hacía su trabajo. El cuerpo de la mujer apareció días después desnudo en un charral.

Por su parte, el sujeto fue detenido a finales de junio en la ciudadela Rositer Carballo en la Uruca,  luego de que las ofendidas dieran a conocer sus rasgos físicos.

El debate contra Vivas inició el pasado 12 de diciembre. Los jueces del juicio fueron Mayid Torres, Antonio Ortega y Olman Ulate.

La pena contra el imputado se redujo a 50 años, por la disposición de la legislación costarricense.