•  |
  •  |

Ramón Eugenio Tablada Mendoza, de 23 años, expiró horas después de haber recibido un impacto de bala en la región lumbar izquierda,  hecho acaecido la tarde del lunes en el barrio Tangará, en el municipio de Tipitapa.

El joven fue trasladado al Hospital “Yolanda Mayorga”, pero luego fue transferido  al “Alemán Nicaragüense”, donde fue intervenido quirúrgicamente, pero a las 10:30 de la noche del lunes falleció.

Erika Tablada, visiblemente consternada, relató que su hermano iba a dejar unos huevos y  medicamento a sus hijas que habitan junto a su mamá en el barrio donde se suscitaron los hechos.

“A mi hermano lo golpearon y le dispararon, la verdad es que a él nunca le conocimos enemigos, no se involucraba con nadie, no sabemos si le querían robar o si tuvo algún otro  problema”, explicó la joven Tablada.

Por la autoría de este homicidio hay dos personas retenidas: Luis Carlos Reyes Mendoza, de 23 años, quien le disparó con una escopeta a la víctima, y  Víctor Manuel Cuadra Pereira, de 18, que se presume golpeó al fallecido con una piedra. Hay una tercera persona involucrada en el crimen, pero se desconoce la identidad.

¿Por qué lo mataron?
La Policía del Distrito Ocho investiga el móvil del crimen, porque eran ocho sujetos, pero tres fueron los que la arremetieron contra Tablada sin que se sepa por qué.

“El desconocido es quien le disparó con una arma calibre 22, estamos investigando, todavía no podemos decir que se trató de un robo o un ajuste de cuentas, vamos a esperar qué determinan las investigaciones”, declaró una fuente policial.

Ramón Eugenio Tablada Mendoza era el menor de los hijos de doña Lilliam Bermúdez, y deja en la orfandad a dos niñas de tres y dos años. Trabajaba como operario en la Zona Franca.

“No queremos que quede impune, queremos justicia, mi hermano no era ningún delincuente, al momento que lo mataron iba a dejar comida y medicinas a sus hijas”, concluyó Erika Tablada.