•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos personas que portaban armas de fuego, --una de las cuales es un fusil  AK--, están en el Distrito Siete de la Policía, porque miembros de esta institución los perseguían desde hace días dado que sospechaban que se dedicaban a cometer robos con intimidación.

El comisionado Martín Solórzano, jefe de esa delegación policial, señaló que la captura se inscribe dentro del Plan “Diciembre Seguro”.

Los detenidos por posesión ilegal de armas son  Oliver Moisés Bracamontes, de 19 años,  y Lenín Antonio Bonilla Sevilla, de 30.

“Ahorita los tenemos por posesión ilegal de armas, hicimos un trabajo que inició en las Américas III y concluyó en el barrio La Primavera, hay varios casos de robos con intimidación,  estamos corroborando si los detenidos participaron, porque  hay características que los vinculan”, dijo el comisionado Solórzano.

A Bracamontes se le ocupó un revólver calibre 38 con seis proyectiles y una moto, blanca, Yamaha, RX 100, sin placas. En tanto Bonilla Sevilla tenía en su poder el fusil AK, arma que sólo pueden usar la Policía y el Ejército de Nicaragua.

También fue detenido Juan Bautista Martínez, de 38 años, quien en estado de ebriedad realizó varios disparos  con un revólver Taurus, calibre 38.

Las tres armas de fuego fueron llevadas al Laboratorio Central de Criminalística de la Policía Nacional para conocer si fueron utilizadas en algún delito.