•  |
  •  |

Carmen Pérez Mercado, de 44 años, pensó llenar el vacío que dejó su hija de 11 años --quien falleció por sumersión--, con la pequeña que fue encontrada en un cauce a pocos metros de su vivienda,  en el barrio Altagracia, en las primeras horas de este primero de enero.

“Ella (Pérez Mercado) la agarró con alegría y ternura, como si fuera su hija. Cuando rescatamos a la niña, nos dieron ganas de llorar al ver que la desalmada madre la había dejado envuelta en trapos dentro de dos sacos y en medio de un charco dentro del cauce. Como si eso no fuera poco, tenía el cordón umbilical enrollado tres veces en el cuello”, comenta Adela Herrera, de 52 años, quien no la pensó dos veces para bajar el cauce y rescatar a la infante.

Herrera iba a una pulpería cuando escuchó como que un gato maullaba, pero al prestar atención reconoció que era el llanto de un tierno. Ella fue la primera que dio la voz de alarma en el barrio.

Pérez Mercado va todos los días al Hospital “Fernando Vélez Paiz” para cuidar a la pequeña, quien según los galenos, tenía tres horas de nacida cuando la rescataron del cauce.  Pesó siete libras y media.

“Ojalá que las autoridades dejen que ella (doña Carmen) adopte a la niña, porque la miré emocionada, y dijo que iba a hacer los trámites legales. Ellos son de buena familia, creyentes, y la tierna puede crecer dentro de un seno familiar donde le den amor”, manifestó Herrera.

Tiene leve infección
Según la subcomisionada Socorro Beltrán, jefa de la Comisaría de la Mujer del Distrito III de Policía, que investiga el caso, la recién nacida adquirió una leve infección a través del cordón umbilical por el tiempo que estuvo expuesta a la suciedad en el cauce, pero los galenos le informaron que todo estaba bajo control.

Sin embargo continúan con las investigaciones para dar con el paradero de la desnaturalizada madre.

“Recibimos apoyo por parte de los pobladores que encontraron a la recién nacida, para ubicar y saber si en el barrio había alguna embarazada, pero nada se ha obtenido,  al parecer la mujer dio a luz en otro lugar, y llegó a tirar a la niña al cauce que está alejado un poco de las vías principales”, manifestó Beltrán.

Con esta menor abandonada, ya son dos los casos que investigan las autoridades del Distrito III de Policía. El año pasado, un niño que tenía tres días de nacido fue encontrado debajo de las llantas de un vehículo, y todavía no se ha encontrado a la desalmada que lo trajo al mundo.