•   Nueva Guinea, RAAS, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

En el fin de 2011, los niños resultaron  ilesos de la  peligrosa  pólvora, porque no se registraron quemados ni el 24 ni el 31 de diciembre, pero hubo dos adultos lesionados por el estallido de bombas.

El jefe de la Policía de esta localidad, comisionado Ramón de Jesús Castillo,  dijo que siempre mantuvieron un efectivo policial donde comercializan  juegos pirotécnicos, para evitar que los niños llegaran a comprar.

Los lesionados son José Adolfo Montiel Zambrana, de 45 años, y  Jorge  Sandoval Huete.

El primero casi pierde dos dedos de la mano derecha, cuando, en estado de ebriedad, manipulaba una bomba. Riéndose dijo que “al mejor  mono,  se le cae el zapote”.

El accidente ocurrió en la zona 8 del casco urbano, justo cuando despedía 2011.

Mientras que el segundo quemado es habitante de la comarca El Enchape, ubicada en el kilómetro 265 de la carretera Managua-Nueva Guinea.