•   Estelí  |
  •  |
  •  |

Los miembros de la Dirección General de Bomberos y los distintos cuerpos de voluntarios de la Cruz Roja trabajaron en conjunto, para evitar que durante los festejos de Fin de Año y recibimiento de 2012 hubiese más quemados por manipulación, traslado o almacenamiento de pólvora común.

El licenciado Mario Vega, Director Ejecutivo de la Cruz Roja, filial Estelí, destacó que esa entidad destinó a más de 30 miembros de los distintos cuerpos de voluntarios para realizar  labores educativas y prevenir que los niños resultasen  afectados por el uso de los juegos pirotécnicos.

Vega señaló que, de igual manera, dispusieron de tres ambulancias para atender  emergencias. Resaltó que por el trabajo desarrollado por las distintas autoridades de la Dirección General de Bomberos,  la Cruz Roja y los periodistas,  no hubo incidencias que lamentar el fin de año.  

Por su parte, los miembros de la Dirección General de Bomberos destinaron por lo menos 45 fuerzas --entre profesionales y voluntarios-- para atender las incidencias en estas fiestas de fin de año.

Los bomberos profesionales dispusieron de cuatro vehículos, entre ellos una ambulancia y dos cisternas para atender emergencias.