•   NUEVA GUINEA, RAAS  |
  •  |
  •  |

Poniendo en práctica el mandamiento que dice  “ama a tu prójimo  como a ti mismo”,  los habitantes y los miembros del Consejo del Poder Ciudadano de Nueva Guinea hicieron un hablatón  para recaudar fondos para los seis niños que quedaron huérfanos a raíz del crimen de Santos Modesta Solano  Guzmán, de 31 años, y de su hermano, Elías Camilo Solano Guzmán, de 25.

La meta que se habían   propuesto  los organizadores era   recaudar diez mil córdobas,  pero  superaron la cantidad recolectando 11, 860 córdobas más vestimenta y alimentos.
La ayuda  fue recibida por Ricardo Solano,  hermano de los dos fallecidos y miembro de la Iglesia de Dios de la Profecía, quien  se encargará de distribuidor el dinero y los víveres entre las familias afectadas por el doble crimen.

Lo ocurrido ha  conmovido a la ciudadanía, porque son seis niños los que se quedaron sin madre y padre, y sin su abuela, Jacoba Guzmán, quien todavía se encuentra en el hospital de Juigalpa,  Chontales.

Familia doliente necesita terapia
Mientras que el supuesto autor del crimen, Cleotilde López Torres, es resguardado por la Policía en el hospital antes mencionado, donde se espera que hoy o mañana jueves se celebre la audiencia preliminar del juicio que se le seguirá.

Adrián Lumbí, psicólogo  clínico, dijo que las causas de este crimen  son multifactoriales,   porque   los seres humanos no son de sentimientos estables y en cualquier momento las emociones salen  fuera de control. Esto  se  traduce  en descarga de ira en personas inocentes.

El especialista recomendó  que la familia doliente tenga un psicólogo  que les dé terapia para mejorar su estado de ánimo y evitar  que  caigan en depresión.