•  |
  •  |

Pese a que existen mecanismos para inutilizar  los teléfonos celulares que son robados, los ladrones siguen delinquiendo como si nada, pero en el Distrito Uno de la Policía están presos tres por esa causa.

Johnny Waldon, de 35 años, Ángela Estrada, de 33, y Marjuri López, de 18, fueron arrestados cuando supuestamente se llevaban cinco celulares nuevos valorados en 200 dólares cada uno.

El teniente Moisés Larios, jefe de Secretaría del Distrito Uno de Policía, explicó que afortunadamente los celulares fueron recuperados. El robo ocurrió  en una tienda en Plaza España.

“Estas personas son conocidas como gancheros, entran los tres a una tienda determinada,  distraen a la vendedora, en ese momento aprovechan para llevarse lo que pueden”, explicó Larios.

Con cuchillo

Mientras que Gerald Raúl Solís, de 31 años, alias “Popa”, fue detenido de la cancha del barrio “Memorial Sandino”, una cuadra al este, después que ejecutó su último robo. La víctima fue  Alyerí Dávila a quien despojó de sus pertenencias.

Solís intimidaba  a las víctimas con un cuchillo. Cabe señalar que Dávila no fue la primera “presa” del acusado, porque las autoridades del Distrito Uno de Policía han recibido varias denuncias que  enriquecerán el expediente.

Quienes hayan sido afectados por estas personas pueden ir a interponer la denuncia.