•  |
  •  |

“Viste vieja j…. mira… esto es lo que manda… Eh, eh, eh…los billetes”, fue lo que supuestamente le dijo Leonel Alberto Mairena, de 21 años, a Leyla Vallejos González, de 49, quien se encolerizó y sacó el cuchillo que había dejado “guardado” en una abertura de la pared en los pasillos,  antes de ingresar al Complejo Judicial Nejapa de Managua,  e hirió al que la provocó.

La trifulca ocurrió  ayer a eso de las diez de la  mañana  en los pasillos que van a dar a las comiderías que están en los alrededores del Complejo Judicial.

La víctima y su victimaria acababan de salir  del juzgado Cuarto Penal de Juicio, donde Mairena está acusado por la muerte de Gabriel Antonio Miranda Vallejos, de 25 años, hijo de Leyla Vallejos González.

“Me encolericé, se me nubló la mente y saqué el cuchillo que siempre ando porque él y varios de  “Los Batos” y “Los Galanes” me han amenazado de muerte  porque ando en busca de justicia por la muerte de mi hijo”, dijo Vallejos González, quien fue detenida por los agentes de seguridad del puesto de mando de los Juzgados, luego que la mujer  “rayara” con  el arma blanca en el costado izquierdo a Mairena.

“Me echaron la vaca”
Cuando la dama se lanzó armada del cuchillo encima del joven,  los padres de este, quienes lo acompañaban  se lanzaron sobre ella para desarmarla. “Me arrastraron por todo el pasillo, mire como me rasparon  los brazos y las rodillas”, dijo Vallejos González, quien alega que le “echaron la vaca”.

A Mairena le otorgaron la medida cautelar de arresto domiciliar desde la audiencia inicial, por lo que él y su familia  han llegado al Juzgado en dos ocasiones esta semana, porque el juicio se reprogramó para el lunes 23 de enero por falta de testigos.

Vallejos González no podrá asistir al juicio como madre ofendida, porque  ahora está detenida en las celdas del Distrito III de Policía para enfrentar cargos por lesiones.

Antecedente
Cabe mencionar que las autoridades judiciales han invertido en detectores de metales manuales  para evitar que los usuarios que llegan a los tribunales lleven armas, se han  dictado medidas de seguridad, pero el incidente ocurrió fuera del recinto donde están los juzgados, por lo que no hubo comentarios de su parte.  

El único incidente relevante del cual se ha tenido noticias en los últimos años, fue cuando un reo tomó por el cuello a una fiscal y la quiso herir con un “punzón” que un familiar le proporcionó estando dentro de uno de los juzgados, por lo que a partir de esa fecha se endurecieron las medidas de seguridad interna.