•  |
  •  |

RIVAS

La jueza Penal de Adolescentes de Rivas, Digna Liseth Hernández Duarte, admitió ayer la acusación que interpuso el Ministerio Público en contra de un adolescente acusado por el delito de homicidio en perjuicio de una joven doméstica de 26 años, a quien ultimó la noche del 12 de enero al propinarle accidentalmente un disparo en la frente.
El joven también fue acusado por uso ilegal de arma, y según la Fiscal Departamental de Rivas, Isolda Ibarra, la judicial les dio un plazo de cinco días para que presenten las pruebas de los delitos por los cuales acusaron al adolescente.
Agregó que una vez que presenten las pruebas, la judicial las analizará y decidirá si el acusado es remitido o no a un juicio.

Doméstica
arreglaba ropa
Entre las pruebas que ofrecerá el Ministerio Público están las periciales, los resultados del examen de partículas de productos nitrados que reflejarán si el adolescente manipuló el arma, y las testimoniales.
Como se recordará, el lamentable incidente ocurrió en una casa ubicada de la Cruz Roja una cuadra al norte, donde la víctima, Darling Espinoza Reyes, trabajaba como doméstica.
Supuestamente se encontraba en el cuarto de sus patrones arreglando la ropa, en tanto que el adolescente manipulaba sobre una cama una pistola Taurus, calibre 38, que inesperadamente se disparó. La bala ingresó de abajo hacia arriba en la frente de la víctima y tras perforar el cráneo y la masa encefálica, salió por el cuero cabelludo.