•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

La proliferación de expendios de bebidas alcohólicas, el irrespeto a los horarios establecidos y la venta de licor a menores de edad son, entre otros, los problemas que afectan a los pobladores de las zonas urbanas y rurales del departamento de Estelí, los que deben ser enfrentados por la Policía de forma conjunta durante el presente año.

En segundo orden están los robos en sus distintas modalidades, en tercer lugar destaca la narcoactividad criolla, en cuarto es el accionar de las pandillas y en quinto lugar está el robo de ganado.

Estos cinco problemas fueron identificados y jerarquizados por los pobladores de todo el departamento y por la Policía, que prometió hacer énfasis en ellos en el plan operativo anual del trabajo con la comunidad.

En lo que respecta a los problemas derivados de la existencia de los expendios de licor, el teniente David Lazo Valle, portavoz de la entidad, recordó que es la Policía la que otorga los permisos de acuerdo con las normas y procedimientos de seguridad pública.

En ese sentido dijo que de conformidad con la ley, la Policía tiene desde enero hasta el 31 de marzo para revisar el funcionamiento de todos aquellos negocios (expendios de licor) a los cuales las autoridades les formularon llamados de atención.

En los procesos de consulta ciudadana la población explicó a las autoridades que la mayoría de los dueños de expendios de licor violan los horarios establecidos para la venta.

De igual manera, las autoridades policiales dijeron que intensificarán la vigilancia en los locales que venden licor sellado, porque permiten que sus clientes ingieran el mismo en el lugar o en las aceras de las casas vecinas.
También indicó la Policía que intensificará las acciones de patrullajes tanto proactivo como reactivo en aras de mantener estricto control del actuar de dichos comerciantes.

Vigilarán a ladrones
Para prevenir los robos, Lazo detalló que intensificarán las acciones de hostigamiento a los focos delictivos, seguirán y controlarán a los individuos de “interés policial” que son susceptibles a cometer de forma constante delitos.

“Todo con el fin de desarticular esos grupos y enrumbarlos en el proceso judicial”, dijo, además detalló que para atacar el expendio, consumo y traslado de drogas, los oficiales de la especialidad antidrogas han establecido un plan especial de control y lucha.

En lo que respecta a los grupos juveniles, la Policía cuenta con una categorización de estos así como la tipificación de los delitos que mayormente cometen.

“La Policía dará tratamiento en correspondencia a cada una de las categorías que se les ha asignado”, destacó.

Van contra los motociclistas infernales

En ese sentido la Policía este año fortalecerá los convenios de colaboración mutua con los Organismos No Gubernamentales establecidos en Estelí, y suscribirán otros.

Para enfrentar y prevenir los delitos de robo de ganado, la Policía reveló que ya tiene un plan que está siendo ejecutado.

Asimismo la Policía trabaja en coordinación con las autoridades del Primer

Comando Militar Regional del Ejército de Nicaragua para desarticular a los pequeños grupos que se dedican a cometer ese tipo de delito para “hostigarlos” en las rutas en las que circulan.

Mientras que la dirección de orden público trabaja en la microlocalización de los territorios donde mayor cantidad de delitos se cometen.

En cuanto a la prevención y enfrentamiento de la violencia doméstica, la Policía y los miembros de las comisiones sociales de prevención del delito diseñaron un plan encaminado a fortalecer el trabajo de la Comisaría de la Mujer y Niñez, fortalecimiento de la red de promotoras y las coordinaciones con los ONG que laboran en esa dirección.

“Se habla de capacitaciones y un proceso de concienciación y el llamado a las mujeres a que rompan el silencio confiando en la Policía”, dijo Lazo Valle.

Recordó que en Estelí la Comisaría de la Mujer, Niñez y Adolescencia es una unidad completa ya que cuenta con un equipo de investigadoras sociales, psicólogas, asesoras legales, oficiales y personal civil capacitado para el enfrentamiento y tratamiento a todas las personas que sufren de violencia doméstica.

Recordó que en Estelí no solo las mujeres sufren de violencia intrafamiliar sino que los hombres también.

Contra otros de los flagelos, como son los accidentes de tránsito, el comisionado mayor Sergio Cáceres prometió trabajar fuertemente para disminuirlos.

Dijo que uno de los desafíos para la Policía este 2012 es “poner en cintura” a un gran número de motorizados que en Estelí conducen de forma temeraria haciendo un “uso infernal” de sus medios de movilización, porque hay quienes les quitan el mofle, corren y hacen mucho ruido. Las carreras ilegales son un problema aparte.