•   OCOTAL, NUEVA SEGOVIA  |
  •  |
  •  |

En Jalapa, la Policía informó el lunes último sobre un atípico caso de abuso sexual que cometía un menor de 14 años contra un niño de 3 y una niña de 6,  con los que solía dormir en la misma cama.

Los más pequeños son hijos de una madre que emigró a Costa Rica por un empleo, dejándoles al cuidado de una pariente.

El comisionado Pablo Ardón, de la vocería policial en Nueva Segovia, dijo que la institución está realizando la investigación pertinente para remitir el caso a los tribunales competentes.

El celular fue su desgracia
Además, la Policía mandó tras las rejas a Ileana Cruz Talavera, de 24 años, por explotación, pornografía y acto sexuales.

Ardón dijo que a la joven la delató su teléfono celular, que cayó en manos de los agentes en el momento que investigaban el hurto de uno de estos aparatos.

Indicó que cuando se revisó el teléfono contenía dos vídeos en los que aparecen dos niños --del sexo masculino--, practicando una relación sexual. Señaló que el caso será remitido al tribunal correspondiente.