•  |
  •  |

La noche del martes doña María Virginia Martínez Cruz identificó el cuerpo de su hijo, Josué Natanael Sandoval Cruz, de 29 años, desaparecido desde el domingo último,  cuando salió de su casa en la comarca Monte Fresco, ubicada en el kilómetro 15 y medio de la Carretera Vieja a León.

El joven que fue encontrado por un adolescente el lunes,  diez kilómetros adelante de donde residía, estaba con el rostro desfigurado, atado de manos y pies, y las aves de rapiña se lo estaban comiendo.

De la cintura para arriba era difícil reconocerlo, pero en las extremidades inferiores tenía características únicas que le sirvieron a su madre para identificarlo.

Según la señora Martínez Cruz,   estaba con su esposo Daniel Sandoval en Estelí en un seminario, porque este es pastor evangélico, “y cuando llegué me dijeron mis demás hijas que su hermano no aparecía, entonces les dije que miráramos las noticias y fue ahí que lo vi a mi muchachito”.

No tenía enemigos
Según los demás familiares, a Sandoval Cruz no le conocían enemigos. Desde el pasado 24 de diciembre, cuando la mujer se le fue por problemas de pareja, comenzó a tomar.

“Él andaba triste, porque su mujer se fue con sus hijos y por eso comenzó a beber, usted sabe que  toda pareja tiene problemas, él incluso nos dijo un día que ya no quería vivir”, declaró Darling Zeledón, una de las cuñadas.

Cuando Sandoval Cruz estaba más chavalo, perteneció a una pandilla denominada “Los Monos”, del barrio Hialeah, de donde sus padres se mudaron  y compraron una propiedad en Monte Fresco, para evitarle problemas.

Por su parte, la Policía Nacional a través del comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas, explicó que aún no hay detenidos por el crimen y tampoco tienen  claro el motivo.

“Tenemos información que la Dirección de Auxilio Judicial ha indagado, pero no la podemos revelar…no hay móvil, ni detenidos, cuando tengamos todo lo daremos a conocer”, señaló el comisionado mayor Borge.

El sepelio de Josué Natanael Sandoval Cruz será hoy en el cementerio “Santa María”, ubicado en el kilómetro 13 de la Carretera Vieja a León.