•  |
  •  |

Un robo con intimidación que ocurrió la tarde del miércoles pasado en el kilómetro 13 de la Carretera Vieja a León podría servir para esclarecer el crimen de Josué Natanael Sandoval Cruz, de 29 años, quien apareció atrozmente asesinado el lunes por la noche en el kilómetro 26 de esa misma vía.

Los detenidos son Santiago Magdaleno Hernández Flores, de 29 años, y Evertz José Rodríguez Díaz, de 25. Ambos eran amigos y compañeros de tragos de Sandoval.

El robo que la Policía está ligando al crimen ocurrió cuando Juan Ramón Silva Mendoza, agente vendedor de espejos, fue interceptado por dos sujetos que lo intimidaron con un machete y lo despojaron de un celular y dinero en efectivo.

Oficiales del Distrito Tres de la Policía realizaron un rastreo en el escenario del atraco y lograron ubicar a los sujetos, exactamente frente al Colegio “Corazón de Jesús”, en Chiquilistagua.

Murió donde operaba banda

Una fuente ligada a las investigaciones confió a EL NUEVO DIARIO que los agentes de la Dirección de Auxilio Judicial determinaron que los detenidos aparentemente estaban involucrados en el asesinato de Sandoval Cruz,  a quien conocían.

“Estamos atando cabo. Hay una banda que se dedicaba a realizar asaltos desde el kilómetro 11 hasta más del 40 de la Carretera Vieja a León y suponemos que algún robo salió mal y fue lo que provocó la muerte de Sandoval Cruz”, explicó la fuente policial.

EL NUEVO DIARIO se comunicó vía telefónica con el comisionado mayor Fernando Borge para conocer más detalles de las investigaciones, pero no respondió su celular.

Al mismo tiempo la fuente señaló que a Hernández Flores y a Rodríguez Díaz les ocuparon un machete que  llevaron al Laboratorio de Central de Criminalística para buscar rastros de sangre y conocer si concuerdan con la de Sandoval Cruz.

En lo que va del año siete robos con fuerza e intimidación han ocurrido en desde el kilómetro 11 hasta el 17 de la Carretera Vieja a León.

El último robo fue uno con fuerza perpetrado en la vivienda de Justo Ramón Alaniz Centeno, de 54 años, ubicada en el kilómetro 14 y medio de la entrada a Monte Verde, una cuadra al sur, una cuadra al oeste, donde este 10 de enero llegaron tres sujetos y se llevaron una cocina de cuatro quemadores, una cama matrimonial, una unipersonal, herramientas, un abanico, un espejo y un inodoro, entre otros.