•   NUEVA GUINEA, RAAS  |
  •  |
  •  |

El juez de Audiencias de Nueva Guinea  sentenció a  Clotilde López a 50 años de prisión porque el pasado primero de enero mató a su mujer y a su  cuñado,  y casi mata  a su  suegra.  

El doctor Santiago Matus condenó a López a 25 años de cárcel por el parricidio  de su mujer, Santos Modesta Guzmán; a 15 más por el  homicidio de  Elías Camilo Guzmán y a 10  por el  homicidio frustrado de Jacoba Solano Oporta, aunque por disposición constitucional solo purgará 30 años.

La fiscal auxiliar  Marcela Rodríguez  se declaró satisfecha con el fallo, “porque se aplicó la justicia”.

Los familiares  de las víctimas también se declararon satisfechos, aunque doña Jacoba,  quien  estuvo presente durante la lectura de la sentencia,  dijo que la  pena debería ser eterna,  porque  a sus hijos no los volverá a ver nunca.  “No  merece  cárcel,  sino lo que él les hizo  a mis hijos”, concluyó diciendo la mujer.
Producto del hecho sangriento quedaron en la orfandad siete menores de edad.

“Lástima que  en Nicaragua la pena carcelaria es de treinta años,  pero ese hombre merecía  pena de muerte, y esto es un ejemplo para los hombres violentos”, comentó Carmen Luque, una madre soltera y vecina de las víctimas que estuvo pendiente del juicio.