•   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |

Productores de la microrregión de Ayapal, ubicada en el municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega, manifestaron sentirse desprotegidos, porque a pesar de los esfuerzos de la Policía y del Ejército por ponerle fin a los cuatreros, los autores de los robo de ganado quedan en libertad por decisión de la Fiscalía.

El último caso ocurrió la semana pasada, cuando estaba programada  la audiencia preliminar en contra de los hermanos  Joel, Pedro Pablo y Juan Carlos Montenegro, así como para  Alexis Centeno Martínez,  de 25 años, quienes fueron señalados del  robo de un lote de ganado propiedad del productor Antonio Castillo.

Para su captura las fuerzas combinadas de la Policía y del Ejército de Nicaragua trabajaron dos días persiguiendo a la supuesta banda de cuatreros,  a quienes les ocuparon 21 semovientes de los cuales 14 eran del productor al cual le habían robado 18 animales de su propiedad, pero el fiscal Róger Chávez no halló elementos para acusar a los detenidos por cuatrerismo.


Ministerio Público se defiende

EL NUEVODIARIO logró entrevistar al fiscal Chávez, quien dijo que había muchas inconsistencias en el expediente presentado por la Policía, entre ellos mencionó que dijeron que se trataba de  una banda, pero no describieron la forma de organización.

Tampoco tenían el acta de ocupación del ganado ni quién dio el permiso para entrar a la finca donde lo hallaron,  ni había  orden de allanamiento, por lo que no podía acusar y por  consiguiente los detenidos quedaron en libertad, aunque la posibilidad de acusar está abierta, porque mandó a revisar el expediente, explicó el fiscal.

Por su parte,  el jefe  de Auxilio Judicial del departamento de Jinotega, subcomisionado José Daniel Espinoza dijo que era una lástima todo el esfuerzo que hace la Policía por combatir el abigeato, porque para él sí había suficientes elementos para que los detenidos fueran acusados.

“Había pruebas, estaba el testimonio del productor afectado, estaba el ganado ocupado,  las reses recién remarcadas, la venta que supuestamente hicieron a favor de Óscar y Carlos Rodas, quien supuestamente vende a los Montenegro los 18 semovientes en cinco mil córdobas, pese a que cada vaca estaba valorada en 12 mil córdobas cada una, para un total de  216 mil córdobas. Para nosotros como policías había suficientes elementos para acusar, pero esa fue la decisión del Ministerio Público”,  agregó el jefe policial.

Dijo que hay una serie de situaciones que se presentan que a veces influyen en las investigaciones, por ejemplo, dijo que cuando  mandan a  ampliar las investigaciones,  no toman  en cuenta la lejanía donde se ubican estas comarcas.

“El Ministerio Público no tiene fiscales en cada uno de los municipios de Jinotega, lo que dificulta el proceso investigativo para corregir rápidamente, pero además, no hay una comunicación fluida entre Fiscalía  y la Policía,  para que no se caigan los casos y los autores de los delitos no queden impunes”, finalizó.  


Botan trabajo policial

Para los productores como Encarnación Escoto, de la comunidad de Ayapal,  botan el trabajo de la Policía y del Ejército, “porque agarraron a los hombres con el ganado robado y el fiscal asegura que todavía no hay pruebas para acusarlos”, se quejó.

“Estamos contra la espada y la pared, ya no hallamos a quién buscar para que nos ayude, por lo que le pedimos a las autoridades superiores que pongan manos en el asunto, porque nosotros aún  creemos en la justicia”, finalizó.
El también productor Enrique González dijo que él ha sido víctima de los abigeos en varias ocasiones, pero aunque se hagan las gestiones para capturar a los roba ganado, el Ministerio Público los deja en libertar. “Me siento sorprendido,  porque agarraron a estos hombres con las manos en la masa y están libres”, manifestó.

A pesar de estos inconvenientes para castigar a los autores de los roba  ganado, la Policía manifestó que seguirá trabajando para combatir el abigeato en el departamento de Jinotega.