•  |
  •  |

Las víctimas están reaccionando cuando sus victimarios los atacan y pretenden despojarlos de sus pertenencias, y con la ayuda de los policías capitalinos están logrando la detención de los delincuentes.

Lo anterior se deduce, luego de que el Distrito Cuatro de Policía registrara tres robos con intimidación, ocurridos en circunstancias diferentes, en los cuales víctimas y policías se coordinaron para capturar a los malhechores.

Elvin Antonio Centeno Calderón, de 21 años, denunció ante las autoridades policiales que a las 12:15 de la madrugada del viernes, circulaba a bordo de su moto por las calles del barrio “Francisco Meza”, luego de haber visitado a una amiga, cuando un reconocido delincuente lo asaltó.

Centeno fue interceptado por Francisco José Gutiérrez Dolmus, de 21 años, conocido en el mundo delincuencial como “El Pipián”, quién le solicitó dinero, pero al recibir una respuesta negativa, prosiguió a intimidar a su víctima con un arma artesanal y despojarlo de un reloj, una pulsera de plata y las llaves de la moto. Sin embargo, el maleante no corrió lejos ya que fue capturado cuando pasaba por las instalaciones de la cuarta delegación policial y su víctima interponía la denuncia.

Doña Jeanet Nicanora Blas Alvillar, de 43 años, habitante del barrio Memorial Sandino, denunció que a las cuatro de la tarde este viernes, Yerald Javier Solís, de 30 años, le robó utensilios de cocina. Ella relató a las autoridades policiales que fue a la venta a realizar unas compras, y dejó en su vivienda a su pequeño hijo junto a unos primos de este, lo que fue aprovechado por el maleante quien decidió ingresar al inmueble, armarse de un cuchillo que estaba en el lavandero y amenazar a los menores.

El delincuente huyó con su “botín”, pero la víctima, afortunadamente, encontró una patrulla policial en el lugar y lo persiguieron hasta capturarlo.

El otro hecho lo denunció Noel Antonio Sánchez Calero, de 21 años, quien la noche del viernes circulaba por las calles del barrio “Francisco Meza”, y cuando se dirigía a su casa fue interceptado por dos delincuentes, quienes lo intimidaron con un cuchillo para despojarlo de 700 córdobas.

Los maleantes corrieron, en un intento por fugarse, pero la víctima los persiguió y logró la captura de Alex Rojic López Villalta, de 20 años, quién fue trasladado a las celdas policiales.