•  |
  •  |

Después de más de 30 años de vivir en el barrio Costa Rica, Herminia Margarita Solórzano, de 50 años, vio cómo su pequeño cuarto y sus pertenencias se convirtieron en cenizas, para quedar a la intemperie.

El incendio que se registró a las 11: 30 de la mañana de ayer fue sofocado por el Cuerpo de Bomberos de Managua, que acudió al lugar minutos antes de que el siniestro se propagara a las casas vecinas.

Aunque los apagafuegos no identificaron el origen del incendio, los vecinos del lugar manifestaron que Solórzano acostumbraba cocinar dentro del cuarto y mantenía galones de gas para encender el fuego y preparar sus alimentos.
“El cuarto estaba hecho a base de madera vieja, zinc y cartón, por lo que fue más fácil que el fuego se propagara, quemando todo”, señaló Alejandro Rocha, miembro del Cuerpo de Bomberos.

Carlos Hernández Valle, coordinador del Consejo de Poder Ciudadano del barrio Costa Rica, relató que algunos vecinos vieron a Solórzano salir corriendo de la casa, con la ropa parcialmente chamuscada y con una quemadura en el brazo derecho.

Dueña resulta quemada

Asimismo, Hernández manifestó que una de las vecinas del lugar fue trasladada a un centro hospitalario, porque presentaba un cuadro nervioso.

“Las llamas casi se propagaban a las otras viviendas, eran grandes las llamaradas”, describió Hernández, quien también ayudó a sofocar el siniestro.

Vecinos del lugar comentaron que el terreno donde estaba ubicado el cuarto en el que vivía Solórzano está en litigio, pero el problema se está ventilado en los juzgados capitalinos, donde ambas partes se dicen ser las dueñas de la propiedad.
Hasta el momento no se sabe del paradero de la dueña de la vivienda. Las autoridades policiales están investigando el origen del incendio que dejó a la Solórzano prácticamente en la intemperie.