•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
De milagro, el joven Dany Alí Gutiérrez, de 18 años, originario del municipio de Posoltega, salvó su mano derecha, pese a que quedó prensada entre dos rodos de una desmotadora, en el Centro Experimental del Algodón, CEO, perteneciente al Instituto Nicaragüense de Tecnología, INTA, Pacífico Norte.

El muchacho atribuye a una bendición de Dios la no amputación de su miembro superior, que sufrió fracturas tras la compresión de la desmotadora.

Gutiérrez relató a EL NUEVO DIARIO que con un pedazo de algodón limpiaba los rodos, cuando sorpresivamente la máquina succionó su mano. “Grité, pero de pronto, como por la mano de Dios, el aparato se detuvo. Creí que había perdido mi mano, pero la sentí y me alegré. Un compañero de trabajo me auxilió, y doy infinitamente gracias a Dios”, expresó el joven.

Agregó que en el Centro de Salud de Posoltega le dijeron que perdería varios dedos, pero en el trayecto hacia el Hospital España, de Chinandega, de nuevo apeló a su fe y rogó al Creador para que lo salvara… y el milagro se cumplió.

Gutiérrez espera recuperarse pronto en la Sala de Ortopedia del Hospital España, para reintegrarse a su trabajo y llevar el sustento diario a su familia.

En áreas del CEO, de Posoltega, el INTA Pacífico Norte cultiva cuatro manzanas de algodón para su experimentación y futuras siembras de áreas, en los departamentos de León y Chinandega.