•  |
  •  |

Fuerzas de las distintas expresiones de la Policía esteliana, entre estas las de Seguridad Pública y antidrogas, intensificaron una serie de acciones para neutralizar la delincuencia en las zonas cercanas a los centros de enseñanza pública de este departamento y en ese contexto enviaron a la cárcel a Oscar Castillo Obando, por desorden público en un predio cercano a la escuela Monseñor “Oscar Arnulfo Romero”, ubicada en el barrio del mismo nombre.

Castillo de 30 años, fue puesto a buen resguardo por ser el supuesto autor del delito de escándalo público. Este elemento cometió el ilícito en momentos que decenas de niños ingresaban al centro escolar, quienes nerviosos se vieron obligados a llamar a sus maestros y padres de familia. Una patrulla de uniformados al conocer de la situación de inmediato hizo presencia en el sitio.

En tanto, el teniente David Lazo, portavoz oficial de la  Policía en Estelí, señaló que también fue detenido Erick Humberto Quezada Herrera, 25 años, por ser el presunto autor del delito de posesión de estupefacientes y psicotrópicos.

Este individuo fue detenido por oficiales de una fuerza operativa, quienes le aplicaron una requisa o registro cuando se encontraba en un sitio próximo a un centro escolar ubicado en el barrio conocido como “Dios Proveerá”, en la parte oeste de la ciudad, y le encontraron en su poder 11.3 gramos de marihuana.

Policía esteliana de igual forma, detuvo a Rommy Vlader Martínez Rivera, de 26 años, por ser el presunto autor del delito de lesiones.

Y es que, según  una denuncia presentada por José Ramón Moreno, el aludido le hizo varias “escurridas” con un filoso puñal, a su hijo de nombre Elin José Moreno López, de 23 años, haciéndole blanco con una  estocada en la parte izquierda del abdomen, herida que lo mantiene en estado delicado de salud.