•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS, RAAN
La mortal estocada en el pecho con la que se le segó la vida a José Ulises Juárez Arróliga, de 25 años, minutos antes de la medianoche del sábado pasado, cerca del mercado de la ciudad de Rosita, fue propinada por su cónyuge, Jazmina Valle Herrera, de 30 años, concluye la investigación policial.

Una fuerte discusión entre la pareja, en una fiesta pública, motivada porque el hombre bailaba bastante “pegado” con otra dama, mientras ignoraba a la suya, fue el origen del crimen, cometido con una filosa navaja que la despechada fémina le asestó en la mitad del pecho a quien era su media naranja, precisan dos declaraciones que obtuvo la Policía de igual número de testigos.

La víctima creyó que la estocada asestada por su mujer no era grave, por lo que caminó unos 150 metros, paró un taxi para que lo trasladara al hospital de Rosita, donde desafortunadamente expiró minutos después, por shock hipovolémico, a falta de oxígeno y el tipo de sangre que necesitaba en ese momento el infortunado.

La señalada, tras enterarse de la muerte de su consorte, huyó del lugar y aunque se supone que se encuentra en Siuna, aún no ha sido capturada, pero ahora que hay pruebas que la vinculan con autoría material de este homicidio, su detención será sólo cuestión de tiempo, indicó el jefe policial de Rosita, teniente Alex, Chacón Mora.