•  |
  •  |

Una llamada telefónica acabó con su tranquilidad. La voz al teléfono le informó que su hijo había fallecido una hora antes,  en una de las calles del barrio “Bello Amanecer”, ubicado en Ciudad Sandino, a consecuencia de dos puñaladas, una en el cuello y la otra cerca de la ingle.

Mientras Juliana del Carmen Tórrez lamentaba y lloraba la muerte de su vástago, el cuerpo de Moisés Antonio Pérez,  de 30 años, yacía en el pavimento, frente a la Iglesia Dios es Amor, en la Calle 7 de Bello Amanecer,  donde pereció desangrado a causa de las estocadas que le asestó José Tercero Álvarez.

De acuerdo con la denuncia que tiene la Policía de la Estación 10, interpuesta por Tórrez, su hijo se encontraba ingiriendo licor en compañía de dos amigos, Erick Poveda Aburto,  de 26 años,  y Adolfo Carrión,  de 33, en la casa de este último, el jueves.

“A eso de las 5 de la tarde, una pariente de Carrión,  Meyling Alemán García, llega a la vivienda, de donde minutos más tarde expulsa a los tomadores de licor, estos salen y se ubican fuera de la casa.  Continúa la molestia y les dice que abandonen totalmente el inmueble, y les lanza una pana con agua”, indica la denuncia.

Luego los tomadores que fueron  bañados tomaron piedras y comenzaron a agredir a Alemán,  su compañero de vida, Tercero Álvarez, salió en defensa de la mujer armado de un cuchillo, con el que primero hirió a Poveda en el abdomen y después le quitó la vida a Pérez.

Se desangró
De acuerdo con los vecinos del lugar, Pérez caminó unos cuantos metros después de recibir la primera estocada, pero el agresor lo siguió y le propinó otra en el cuello, 45 minutos más tarde falleció desangrado.

Carmen García,  de 48 años, manifestó que su yerno, Pérez, no tenía ningún problema con el agresor, quien tampoco se involucraba  con nadie, aunque reconoce que años atrás Moisés Antonio anduvo en malos pasos.

Pérez,  quien se dedicaba a la venta de agua helada en la zona comercial de Ciudad Sandino, tuvo  una relación amorosa en la que procreó  a un menor de seis años, que queda en la orfandad.

El delito fue tipificado como homicidio y lesiones, y está siendo investigado por la unidad de detectives de la Policía Nacional del Distrito 10 quienes se encuentran tras la pista del homicida.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus