•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Eduardo José Blanco Pérez, de 60 años, falleció la noche del jueves en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, del Hospital Antonio Lenín Fonseca a causa de un trauma craneal, donde permaneció luego de ser arrollado junto a su pequeña nieta de 27 meses, por un motociclista, frente al supermercado de la Colonia Primero de Mayo, el pasado siete de marzo.

La Dirección de Tránsito de la Estación Siete de  Policía tiene registrado a Luis Antonio García Alvarado, de 21 años, como la persona que conducía  la moto placa M 20-852 de este a oeste en el carril izquierdo, al momento del accidente que inicialmente se investigó como lesiones, pero que ahora se convierte en homicidio imprudente.

Lidia de la Cruz Sánchez García, esposa del fallecido,  manifestó entre sollozos que Blanco Pérez regresaba en compañía de su nieta Brittany Charlotte Sánchez a su casa de habitación, ubicada a dos cuadras del supermercado, luego de realizar compras.
Según Sánchez García la pequeña se encuentra en estado reservado en el hospital materno-infantil Fernando Vélez Páiz, donde ha permanecido desde el pasado miércoles a consecuencia de dos fracturas en la cabeza producto del accidente.

La viuda  refirió que un equipo del Instituto de Medicina Legal, IML, en compañía de dos agentes policiales llegaron a retirar el cuerpo de su esposo, cuando ellos mismo ya lo habían entregado ayer en horas de la mañana.

Piden justicia
“Yo no quería que se lo llevaran, pero me dijeron que si no dejaba salir el cuerpo, ellos no iban a continuar con las investigaciones. Y yo lo que quiero es que se encarcele a ese hombre que anda libre, porque solo lo detuvieron por lesiones, pero ahora mi esposo ya está muerto”, manifestó Sánchez García, quien exige justicia porque además peligra la vida de su nieta, quien se encuentra en coma en el centro asistencial.

Los agentes de Tránsito del Distrito Siete manifestaron que continúan con las investigaciones del caso, para determinar si hubo imprudencia peatonal o si fue una mala maniobra del motociclista.

Los restos de Blanco Pérez fueron velados ayer en su casa de habitación y descansarán en el Cementerio Oriental, según informó la familia doliente.