•   POTOSÍ  |
  •  |
  •  |

Rondaba el chagüital cuando escuchó el llanto desesperado de un bebé, y al acercarse al lugar de donde provenían los gritos se encontró entre hojas de chagüite a un niño que era devorado por las hormigas.

El bebé fue encontrado la tarde del viernes por Carlos Rafael Acevedo, hijo de José Rafael Acevedo y de su cónyuge Concepción Argueta, dueños de la propiedad localizada en la comunidad de Santo Domingo, del municipio de Potosí.

Este reveló que a las una de la tarde salió de la casa hacia el plantío de plátanos, donde se llevó tremendo susto al escuchar algo que nunca esperó dentro del plantío de musáceas: el llanto de un recién nacido.

Según José Rafael, el cuerpecito del bebé estaba con muchas hormigas, sobre unas hojas secas de chagüite y como Dios lo trajo al mundo. Detalló que el lugar donde lo dejaron abandonado está a unos 15 metros de la orilla de la calle “El Charcón”, y a unos 30 en dirección norte de la casa de sus padres. Al verlo prefirió avisar a su familia.

Al regresar con esta, decidieron recogerlo y llevarlo a la casa para abrigarlo, y, según doña Concepción, el bebé estaba con mucha hambre. Señaló que en ese momento decidieron dar aviso a las autoridades del Ministerio de Salud de Potosí y a la Policía.

“Los primeros en llegar fueron los del Minsa, y al ver que el niño estaba con hambre le dieron una pacha de agua de azúcar. Después se lo llevaron hacia el hospital”, expresó doña Concepción. En el hospital de Rivas, el personal de la Sala de  Neonatos, detalló que el bebé  se encuentra estable, aunque su peso de 4.8 libras no es el adecuado, pero confían en que pronto recupere el peso normal de un bebé de su edad, asegurando que se alimenta perfectamente y que le están aplicando antibióticos.

A la vez, señalaron al momento del hallazgo el bebé tenía unas tres horas de nacido.

Las autoridades policiales hacen las investigaciones pertinentes para localizar a la mujer que dejó al bebé abandonado.