•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Un  joven de 27 años  pereció trágicamente en el tramo de la Carretera Panamericana Sur, que atraviesa la cuidad de Rivas, cuando de manera imprudente intentó cruzar la vía de oeste a este para dirigirse a su casa de habitación, pero en el intento fue arrollado por dos vehículos, por lo que su cuerpo quedó prácticamente triturado.

De acuerdo con el teniente del Cuerpo de Bomberos de Rivas, Eddy Silva, la víctima de este accidente fue Julio César Sánchez de 27 años, originario del municipio de Río Blanco, del departamento de Matagalpa, y se estableció en Rivas para quedarse trabajando en la finca Palermo, localizada sobre la calle que comunica al balneario La Galpa, del municipio de San Jorge.

El horroroso hecho ocurrió a las ocho de la noche del sábado, del kilómetro112 de la Carretera Panamericana 700 metros al sur, precisamente frente a la entrada al balneario antes citado. Entre los testigos está una hermana del hoy occiso --Alba Rosa Sánchez, de 20 años--, quien confirmó que su hermano se encontraba bajo los efectos del licor, cuando quiso cruzar la vía.

Según versión de Alba Rosa, ella y su hermano se trasladaron de Rivas a la entrada de La Galpa en un taxi, y pese a que le dijo a su hermano que tuviera precaución al cruzar la calle, este no atendió el consejo. Cuando quiso cruzar fue embestido por un carro verde,  placa  M 061-865, que era conducido de norte a sur por  Wilber Espinoza.

Producto del impacto, el peatón quedó tendido sobre la vía, y en segundos lo arrastró otro  vehículo que venía en sentido contrario. El último era conducido por el ciudadano costarricense Víctor Jiménez.

Según el teniente Silva, producto de los impactos el hoy occiso resultó con trauma craneoencefálico severo, exposición de masa encefálica, politraumatismo generalizado y fracturas en sus miembros inferiores con exposición de huesos.