•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Los casos de abusos sexuales contra la niñez tiene consternada a la población del “Diamante de Las Segovias”, tras conocerse el bochornoso caso de un padrastro violador, cuya víctima de 12 años terminó por imitar a su agresor, repitiendo el delito en cuatro niños de entre cinco y tres años.

Esa situación mantiene preocupadas a las autoridades policiales, sobre todo a la jefa de la Comisaría de la Mujer, Niñez y Juventud del departamento de Estelí, subcomisionada Carmen Rocha, quien señaló que Estelí es su ciudad natal y nunca antes había conocido cosa semejante.

La cadena de violaciones comenzó con un padrastro pedófilo, o violador de niños, que atacó a su entenado de 12 años, el daño siguió con la trastornada reacción del menor agredido, quien a su vez abusó sexualmente a cuatro niños menores que él.

Según la subcomisionada Rocha, el niño abusado por su padrastro, en su trauma, creó una inusual forma de venganza, desquitándose con dos niños de cuatro años, uno de seis y otro de cinco años.

Los hechos sucedieron en uno de los barrios periféricos de Estelí. Supuestamente, la madre de una de las víctimas evidenció un comportamiento extraño en su hijo, y procedió a revisarle su cuerpo, encontrándose con los estragos del abuso, por lo cual lo interrogó. Así las autoridades determinaron la identidad del agresor, quien ante una trabajadora social y una psicóloga confesó haber cometido el hecho.

La sorpresa fue que en el mismo proceso indagatorio se encontraron conque el niño agresor se había convertido en violador múltiple, repitiendo las acciones delictivas que su padrastro abusivo cometió contra él, por lo cual fue capturado y puesto a las órdenes de las autoridades judiciales.

Padrastro destruyó conducta del niño

Sobre el comportamiento del niño de 12 años que abusó de los cuatro menores, el reconocido médico psiquiatra y especialista en infantes, doctor Benjamín Parrales, señaló que conductas deformes, como la sucedida, son típicas en menores que han sufrido abusos y no han recibido un tratamiento psicológico.

“Si bien es cierto que hasta ahora el menor abusado y abusador está recibiendo atención especializada, ya sufrió un trauma que, en su existencia, le será difícil superar”, indicó.

Destacó que estos casos son más peligrosos cuando el menor se está aproximando a la adolescencia, por lo que recomendó a las autoridades asegurarle una asistencia sistemática y con la prudencia más alta.

Recomendaciones de las autoridades

La subcomisionada Carmen Rocha llamó la atención a las mujeres con hijos que, luego de una primera relación, inician otra, en cuanto a que sean precavidas, para prevenir abusos.

Señaló que una madre debe tener más confianza en lo que dicen sus hijos e hijas, y estar atentas, evitando que sus menores se junten con otros que les rebasan en edad, pues pueden ser presas fáciles.

Esto lo dijo mientras hace las indagaciones de otro caso, donde otro pedófilo es procesado porque abusó sexualmente de una niña de 12 años, que era su vecina. Por tratarse de casos sumamente complicados, las autoridades abordan los mismos con esmero y sigilo.

Máximo Rugama
ESTELÍ

Los casos de abusos sexuales contra la niñez tiene consternada a la población del “Diamante de Las Segovias”, tras conocerse el bochornoso caso de un padrastro violador, cuya víctima de 12 años terminó por imitar a su agresor, repitiendo el delito en cuatro niños de entre cinco y tres años.
Esa situación mantiene preocupadas a las autoridades policiales, sobre todo a la jefa de la Comisaría de la Mujer, Niñez y Juventud del departamento de Estelí, subcomisionada Carmen Rocha, quien señaló que Estelí es su ciudad natal y nunca antes había conocido cosa semejante.
La cadena de violaciones comenzó con un padrastro pedófilo, o violador de niños, que atacó a su entenado de 12 años, el daño siguió con la trastornada reacción del menor agredido, quien a su vez abusó sexualmente a cuatro niños menores que él.
Según la subcomisionada Rocha, el niño abusado por su padrastro, en su trauma, creó una inusual forma de venganza, desquitándose con dos niños de cuatro años, uno de seis y otro de cinco años.
Los hechos sucedieron en uno de los barrios periféricos de Estelí. Supuestamente, la madre de una de las víctimas evidenció un comportamiento extraño en su hijo, y procedió a revisarle su cuerpo, encontrándose con los estragos del abuso, por lo cual lo interrogó. Así las autoridades determinaron la identidad del agresor, quien ante una trabajadora social y una psicóloga confesó haber cometido el hecho.
La sorpresa fue que en el mismo proceso indagatorio se encontraron conque el niño agresor se había convertido en violador múltiple, repitiendo las acciones delictivas que su padrastro abusivo cometió contra él, por lo cual fue capturado y puesto a las órdenes de las autoridades judiciales.

Padrastro destruyó conducta del niño
Sobre el comportamiento del niño de 12 años que abusó de los cuatro menores, el reconocido médico psiquiatra y especialista en infantes, doctor Benjamín Parrales, señaló que conductas deformes, como la sucedida, son típicas en menores que han sufrido abusos y no han recibido un tratamiento psicológico.
“Si bien es cierto que hasta ahora el menor abusado y abusador está recibiendo atención especializada, ya sufrió un trauma que, en su existencia, le será difícil superar”, indicó.
Destacó que estos casos son más peligrosos cuando el menor se está aproximando a la adolescencia, por lo que recomendó a las autoridades asegurarle una asistencia sistemática y con la prudencia más alta.

Recomendaciones de las autoridades
La subcomisionada Carmen Rocha llamó la atención a las mujeres con hijos que, luego de una primera relación, inician otra, en cuanto a que sean precavidas, para prevenir abusos.
Señaló que una madre debe tener más confianza en lo que dicen sus hijos e hijas, y estar atentas, evitando que sus menores se junten con otros que les rebasan en edad, pues pueden ser presas fáciles.
Esto lo dijo mientras hace las indagaciones de otro caso, donde otro pedófilo es procesado porque abusó sexualmente de una niña de 12 años, que era su vecina. Por tratarse de casos sumamente complicados, las autoridades abordan los mismos con esmero y sigilo.