•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Comisaría de la Mujer, Niñez y Adolescencia del Distrito III de Policía solicitó a todos los centros hospitalarios  datos sobre los partos ocurridos entre el 8 y 9 de marzo,  debido a que hay fuertes indicios de que el bebé que fue abandonado el sábado 10 de marzo,  en el barrio “El Recreo”, nació en un hospital.

“En uno de los pies el niño tenía un sello que únicamente lo ponen en los hospitales,  y eso queda registrado como la huella del bebé.  Otro dato interesante es que el pequeño tenía la vacuna BCG que le inyectan a los recién nacidos,  además presentaba el clip en el ombligo”, informó la subcomisionada Socorro Beltrán, jefa de la Comisaría de la Tercera Delegación.

Los vecinos del Colegio “Benjamín Zeledón”, cerca de donde encontraron al tierno,  dijeron a la oficial Leydi Carolina Maliaño, de 25 años, quien rescató al menor, que fueron dos mujeres las que supuestamente llegaron a dejar el “bulto”.

Tercer caso
El día que lo encontraron, el niño solo tenía puesto un pañal desechable, estaba  envuelto en una toalla multicolor con un dibujo del Pájaro Loco y una sabanita blanca.

El infante  aún permanece en la sala de neonato del Hospital Fernando Vélez Paiz.

El bebé  nació pesando siete libras y ocho onzas, midió 51 centímetro de largo, 31 en la cabeza,  e igual cifra  de abdomen. “Estos datos harán más fácil la ubicación de la progenitora y estamos trabajando en ese sentido”, enfatizó la subcomisionada Beltrán.
Este es el tercer caso de este tipo que investiga la Tercera Delegación de Policía.